Godspeed You! Black Emperor “Allelujah! Don’t Bend! Ascend!” (2012)

DIEZ años sin editar nada nuevo son muchísimos años para una banda tan especial y que alimenta, y de qué manera, esas mentes y almas inquietas por una música tan necesitada como obligatoria de tener bajo la almohada noche tras noche. Mucho tiempo desmenuzando sus anteriores trabajos  unos tras otro… y vuelta a empezar. Gracias mientras tanto, que se les ocurrió hacer una gira hace poco tiempo (30 Oct Madrid/31 Oct Barcelona) y nos dejaron boquiabiertos, con la hambruna de su música a un lado y más suaves que la propia nube sonora que ellos, únicos, saben crear sobre un escenario. Ver a estos canadienses en directo va más allá de cualquier posible explicación con palabras, gestos o sensaciones. Porque  sobra todo y falta alma para aguantar una sesión de ellos sin llegar a emocionarse. Los ojos, que los mantienes cerrados para un viaje interior espacial, se abren para desembocar sobre ti litros de lágrimas de exaltación. Una sensación inigualable, lejana, experimental, fabulosa, magnifica.  De otro planeta, como su música.

Este “Allelujah! Don’t Bend! Ascend!” viene a dejarnos más claro aún, por sí todavía hay o había dudas, de quien son los reyes en esta materia, pero y ya no es sólo eso. Porque podría ser un trabajo menor y seguir siendo los más grandes. Es que se han vuelto a facturar una brutal masa gris de sonidos que te harán sentirte el Dios de la relajación y de lo eléctrico. Su  asombrosa, lenta y progresiva descarga de guitarras, batería y otros sonidos sacados del más allá es para quitarse el sombrero, arrodillarse, alabar (durante milenios) y disfrutar, disfrutar, disfrutar. Cuatro  temas (¿quién da más?) para demostrar el descomunal control de la instrumentalización, atmósferas y amalgamas sonoros en unas subidas y bajadas que nadie sabe confeccionar de igual o diferente manera que estos GY!BE. Cuando se les etiqueta como “únicos” es por algo realmente sintomático.

Cuatro piezas que superan los cincuenta minutos de música en dos bloques bien diferenciados. Su primer corte, “Mladic”, con sus 19:54 minutos de duración y el tercero, “We drift like worried fire” con 19:58, son las principales armas guerreras con las que en este álbum nos hacen sangrar de forma considerable. Llevándonos nuevamente por tierras inhóspitas, desérticas, para ir agarrados de su magia hacia su nuevo hogar que suena como nunca y como siempre. Dos inmensas piezas del post-rock que te levantan la piel y hacen vibrar ante un inviable orgasmo musical, además, no sucumbir a la belleza de sus composiciones, sería un absoluto insulto. Y a estas alturas ya, han conseguido que no seamos nadie sí no nos encontramos con temas de estas considerables duraciones llenas de pura emotividad. No veríamos y sentiríamos lo mismo, porque ellos, probablemente, no serían los mismos. No hay miedo, sólo amor y sentimiento por una música.

Los dos cortes transitorios, por llamarlos así, “Their Helicopter´s Sing” y “Strung like lights at thee printemps erable”, que es el que cierra esta obra descomunal. Son dos pruebas más de lo grandes que pueden llegar a ser construyendo capas, una encima de la otra, de pasajes musicales que te dejarán sin aliento, de piedra y con una nueva visión musical mucho más amplia y abierta a un nuevo mundo.

Un disco: que vale para seguir haciéndolos más grandes y no dejar de confiar en las posibilidades de músicos que hacen de la música su propia forma de vida y con ella, la nuestra.

Godspeed You! Black Emperor “Allelujah! Don’t Bend! Ascend!” (2012)

GY!BE facebook

Buy it (Comprar)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s