Spider Kitten “Cougar Club” (2013)

sp po

Es cierto y muy verdadero -también necesario- que cuando un disco se escucha sin prisas, con calma, bien en tu coche, en el sofá, corriendo o paseando mismamente, sale ese álbum que nadie espera para convertirse de repente en una sorpresa muy gratificante. Desde ese mismo momento pasará a formar una pequeña parte más de ti. Con Spider Kitten como con su Cougar Club, degustado por trozos y a ratos, ha sucedido eso. Ahora es un disco que se tiene que escuchar de un tirón, por necesidad y obligación. Estos chicos de Cardiff desconocidos por completo para un servidor hasta hace unos meses, se han convertido en una de mis nuevas banderas insignia. Vuelven ciertos guitarreos a escucharse en mi mente e introducirse por mi mente, sin apenas oposición.

El Stoner/Doom con toques psicodélicos que estos británicos practican hace que te levantes de la butaca por mucho que quieras estar sentado en ella para degustarlo, porque su sonido lleva una salsa especial que aún sigo investigando cual es. Amigos/as, la música de Spider Kitten sabe de dulce y su bajo, como guitarras y esa batería con un sonido peculiar, te abren los oídos de manera especial para no dejar de alucinar. Este último trabajo compuesto de solamente cinco temas es una pequeña gran obra musical que abre y cierra con las dos mejores composiciones y elaboraciones de todo el álbum. “Twin obscenities” y “Cougar Club”, que da nombre al disco, son, como digo, dos piezas que te atrapan a la primera. Absorbido para dejar posteriormente que su densidad psicodélica haga el resto con tu cabeza, es simplemente maravilloso. Sus atmosferas, subidas y bajadas, como la voz del frontman y voces acompañantes son sublimes. Sublimes.

Spider Kitten formación

El resto del álbum es un grandísimo acompañamiento que no deja en ridículo ninguna otra pieza, acoplándose de forma magistral, dando como resultado el que es para mí uno de los discos del año. “Burdened”, el segundo corte, continúa con la estela dejada por su predecesora y pone el listón más alto aún, a base de rabia guitarrera, psicofonías y ritmos machacones que destrozarán tus cervicales. Un ejercicio doomero stoniano de primerísima factura que no deberíais dejar pasar. Este Coguar Club es un viaje en toda regla, donde nunca te sentirás incomodado o apartado de su belleza.


Spider Kitten Facebook

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s