Nibiru “Caosgon” (2013)

Nibiru portada

Nibiru, banda italiana de sludge psicodélico con cantos enoquianos y ritmos que van a desembocar a un tribalismo lleno de rituales densos y atmosféricos del que quedarás atrapado, abducido, o, quien sabe, sumergido hasta llegar a agonizar y morir dentro de su sonido.

Una banda formada en agosto de 2012, con un split junto a Tronus Abyss, como primera incursión como formación y antes de la edición de su primer disco editado, Caosgon (febrero de 2013). Disco éste, grabado aprovechando la improvisación del directo y preservar así su propio espíritu y energía en la que ellos mismo se basan, añadiendo también algunos overdubs de teclados y las propias voces durante dicha mezcla.

Caosgon, es una muralla prácticamente impenetrable. O se está dentro de ella antes de comenzar a mover las cervicales o ya no hay forma de introducirse en ella de ninguna de las formas. Tal es la densidad con la que estos italianos son capaces de envolverte, gracias, por supuesto, a sus órganos litúrgicos, baterías hiladoras de sonidos psicotrópicos, guitarras fumadas de hierba que sueltan riffs enloquecedores y, como decía, voces enoquianas, que puedes quedar hasta noqueado del bofetón armado cuando los escuches por primera vez. Un disco, que según sea la fuente de escucha –curioso esto–, está organizado de diferente manera.

Nibiru formación

En físico, como un servidor ha tenido la oportunidad de escucharlo, el orden de los temas no corresponde al de su página de bandcamp. Siendo esto, para la escucha, más poderoso y atrayente aún, ya que de primeras te vas a encontrar con un corte de dieciocho minutos que es puramente incendiaroi en cuanto a espeso, psicodélico y cargados de riffs que ametrallan. Una apertura maestra llamada “Invokation I: the acid skull”, que habla y abre las puertas de lo que viene a continuación. “Smashanam” y “Aster Argos” son otro de los ejemplos que engrandecen un disco, que todo sea dicho, me ha costado un tiempo degustar y asimilar, pero que en es justo momento, cuando los dos nos hemos encontrado, la química ha sido explosiva.

La combinación del sludge más psicodélico, con cantos enoquianos y ritmos en muchos momentos tribales, no es asignatura fácil, pero con perseverancia y gusto, se puede salir de esta experiencia ritual: sano y feliz. Un disco recomendable, al que hay que darle su tiempo y sus pautas, pero del que estoy seguro se terminará por asimilar y disfrutar.

Nibiru Facebook

Nibiru Bandcamp

Nibiru Myspace

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s