A Story of Rats “Vastness & the inverse” (2013)

a-story-of-rats

¿Para qué querer más de dos temas en un LP cuando entre los dos cortes hay una duración que se aproxima a los cuarenta minutos musicales de puro, absoluto y exquisito trance sonoro? Drone, ambient y funeral son los tres géneros aquí más presentes, a esto, añadámosle una voz salida de algún remoto lugar y dispuesta a entrar en tu cabeza y acabar con todo lo de valor existente en ella. El conjunto de ambas cosas, hace de este trabajo una obra de cotas épicas en cuanto a música transgresora se refiere. Un viaje de difícil asimilación, porque durante el, las vivencias quedarán guardadas en esa parte de ti, donde todo es de otra textura, color y valor. Un lugar que no se abre como cualquier otra puerta o corazón. Una música la de este Vasteness & the inverse con dos piezas: “Her teeth are nil” y “Huldrefolk”, que más allá del concepto de experimentación, pasando la frontera de la sensualidad anímica y corporal por sonidos que te envolverán y definitivamente, cambiarán.

astroyofrats1

A Story of Rats son una banda estadounidense, compuesta por Garek J Druss (Sintetizadores, órgano y voz) y Andrew Crawshaw (percusión). Este trabajo corresponde a finales de febrero de este mismo año, y para todos aquellos abiertos musicalmente, que por favor prueben con una experiencia que golpea tan fuerte como el bombo de Crawshaw. Un viaje onírico cargado de sonidos sombríos, dulces, pero a su vez chirriantes también.

asor

Facebook

Bandcamp

Buy it (Comprar)

Nonsun “Sun blind me” EP (2013)

nonsun-sun-blind-me

Por mayo os puse aquí mismo el bandcamp de la primera demo de esta banda. Un excelente ejercicio musical de drone y doom que hará las tripas delicias a todos aquellos que disfruten de estos sonidos. Ahora, con la edición de un casi nuevo trabajo, os hablaré un poco más sobre ellos.

Nonsunformación

Nonsun son un dúo de la ciudad de Lviv, Ucrania. Esta formación se originó en 2011 con Goatooth (guitarras, bajo y voz) y Alpha (batería). El primer trabajo del grupo son cinco temas para una demo EP llamado Good old evil (la que subí la blog) auto-editado en diciembre de 2012. El nuevo EP, Sun blind me consta de dos nuevas canciones: “Alphomega (Part I Sunlit Darkness) y “Alphomega (Part II Upward Blindness), y dos del anterior trabajo: “Rain have mercy” y “Forgotten is what never was”. Sun blind me está editado desde septiembre de 2013 en dos formatos. El sello holandés Breathe Plastic Records lo ha editado en cinta en una edición de 50 cassettes, y Drowning net-label en descarga digital gratuita.

Sun blind me (el sol me ciega) hace valer su nombre, porque una vez metido dentro de esta brutal nube musical de oscurísimo pelaje, los rayos de su interior, no dejarán nada visible para ti. Cegados por unas melodías lentas, densas, petrificadoras y aplastantes, nos disponemos a seguir la senda marcada por estos dos de Lviv y terminar cayendo en la fosa de la deshumanidad. Si los dos primeros temas, los viejos, son más el toque doom del EP, pero sin dejar nunca el fondo, que sería trasfondo y a su vez cara principal de una bases compositivas muy drone. Las dos nuevas son la explosión de esas bases drone para pasar a un definitivo trance apocalíptico con una guitarra punteando las señales del camino de la muerte y una atmósfera, simplemente, anonadante y magistral.

Rain have Mercy”, con el que abren el EP, es una deliciosa pieza compuesta de rabia, sentimientos, dolor y emoción. Aquí sus dos músicos bordan un tema que bien conocen, interpretándolo maravillosamente bien y sin hacer presagiar lo que se nos viene encima. Un trabajo demoledor, oscuro muy recomendable.

Nonsun Bandcamp

Nonsun Facebook

Khünnt “Dead eyes” (2013)

KhÜnnt portada

Khünnt son una banda proveniente de Newcastle formada en 2006 y que desde entonces, vienen explorando los límites de la música esóterica. El ruido más minimalista, la improvisación y la psicodelia con un demoledor, ensordecedor y devastador Drone/doom/noise que hacen estos chicos, los ponen en la lista de bandas más aniquiladoras y salvajes hasta la fecha. Son claras sus influencias: Khanate, Noothgrush, Corrupted… Su “Dead eyes”, como ellos mismos dicen, es un paso más a esos paseos por paisajes agrios, grises e incómodos, que llegan incluso a traspasar la frontera de la desesperación hipnótica.

No es broma cuando hablan de agriedad. Su música es hiperdensa, áspera, atronadora y machacona (no te pongas esto teniendo un mal día, que no la cueces). Ritmos electrificantes. Imagínate un rayo entrando por tu cabeza y bajando hasta tus pies de forma inesperada. Como si de un trago del anís más seco se tratara, cayendo por tu garganta raspando y quemando todo a su paso. Ritmos llenos de desesperación, de profundos gritos de desolación. Sonidos del Reino Unido más amargo. Distorsiones desde los rincones de la humedad más dolorosa. Un bajo que quiebra todo músculo y hueso a su paso. Y una batería que te muele hasta pulverizar tu feo y deforme cuerpo, dejando un polvo gris que pululará entres las notas de Khünnt.

Khünnt formación

Verdaderamente poderosos y jugosos. Malignos y transfusores de la maldad viva y más oscura antes sentida. Las voces que nos encontramos en estos dos únicos temas, de dieciséis y diecinueve minutos respectivamente (en el vinilo viene como cara A y cara B), son las vías conductoras de la enfermedad musical, que unidas a la parte instrumental, hacen que uno termine agotado, rendido, indispuesto a otra experiencia tan brutal como la vivida con esta banda tan acojonante y recomendable desde ya.

Descargas decibélicas por encima de lo normal con sabor a rabia y destrucción. Ondas envolventes en sonidos que se escapan de los límites de la cordura, poniéndote en un paradero donde estarás dispuesto a la pérdida de todo contacto con la realidad.

Khünnt son un nuevo referente dentro del panorama musical más extremo. Su increíble facilidad para transmitir esa sensación de ahogo, con notas y voces venidas del dolor más insano, son para degustar con calma y serenidad.

Khünnt Facebook

Khünnt Bandcamp

Swans “The Seer” (2012)

Swans The Seer

Son ya varios los meses que pasan de la publicación de este enorme –no tiene otro nombre– trabajo. Pero cuando un disco, cuando unas composiciones en concreto, y ya no por la duración de algunas de sus canciones, duran y revolotean tanto tiempo en tu cabeza, es por algo. Inmensas perturbaciones mentales y erecciones continuas son provocadas por temas como “Avatar” o “The Apostate”, dos de las principales culpables que me llevan a entrar en esos estados que comento. Trance, locura, felicidad o dejarse llevar…, como con “A piece of the sky” o “The Seer”. Sensibilidad y bienestar con “Lunacy” o “Song for a warrior”. Y así, hasta completar un álbum que me parece de lo más redondo, brutal y acojonante que he escuchado en tiempo. No está en mi lista de lo mejor de 2012, simplemente, por no haberlo ni escuchado ni desmenuzado hasta este 2013.

swans 1

Swans o The Seer, The Seer o Swans, se han unido para mostrar al mundo que otras vibraciones y sensaciones si son capaces de hacerte sentir cuando escuchas música. No voy a repetirme con lo que este disco es capaz de provocarme, no voy a cansaros con palabras que no valdrán nada hasta que no seáis capaces de escuchar y llegar a sentir algo tan profundo como el último trabajo de esta banda de Nueva York. A mí, se me vacía el alma y la mente cuando noto que mi reproductor me llora por este disco. A mí, los dedos se me engarrotan cuando quiero escribir algo sobre él.

Para quienes no hayan tenido la oportunidad aún de probar este manjar del Siglo XXI, por favor, este es el menú, postre y copa más rico y ansiado por los más y mayores degustadores de música. No dejen pasar más tiempo, que aún siendo como la miel, comida que no se caduca jamás, sí es de vital importancia, jalar sin dejar un segundo más.

Horseback “Half Blood” (2012)

Reseña realizada para mi otro blog musical Wildbunch Crew y que ahora traigo aquí.

Llegada la hora, después de escuchar el disco unas diez veces más o menos, toca escribir un poco sobre una de mis bandas fetiche. Probablemente, la banda que más ha conseguido emocionarme – y sigue haciéndolo – con su música, con sus atmósferas, con su complejidad sonora. Su grandeza, belleza y por qué no, por su extraña (por llamarlo de alguna forma) visión del mundo musical que crean y hacen  que sus seguidores formen parte de ello.

No puedo olvidar el impacto que me causó “The invisible mountain”. Uno (si no el que más) de los descubrimientos musicales más grandes que he hecho nunca. Basta decir que los ojos me brillan, que se inundan de un increíble brillo que reluce y del que caen unas dulces gotas por mis mejillas cuando escucho el tema que da nombre al disco que les acabo de nombrar. Una de las más y poderosas composiciones que para mi se han escrito en la historia de la música. Así lo siento y así lo escribo. Me evado del mundo, porque Horseback lo saben hacer como ninguna otra banda.

Pero hablemos de “Half blood”. Un disco nada fácil, como su música. Que necesita de varias escuchas, aun siendo admirador, para asimilarlo degustarlo y digerirlo. Y ya eran muchas las ganas, que desde 2009 no teníamos nada y aunque de las rentas del “The invisble mountain” podamos vivir toda la vida, uno quiere siempre más. Una vez adentrado en el alucinógeno mundo que Jenks Miller es capaz de crear, ya no hay marcha atrás. El nuevo trabajo está compuesto por siete temas de una magnífica factura. Diferenciándose la parte final del comienzo de manera considerable y obteniendo como resultado una nueva obra maestra.

Half blood” es psicodelia. Es kraut Rock. Es una fiesta de sonidos y vivencias musicales de otro nivel.  Para oídos especiales, diferentes y me atrevo a decir que para consumidores exigentes  y sin prejuicios a la hora de buscar en la música mucho más de lo que una simple canción te pueda dar en apenas unos minutos (o muchos). Música singular y exclu siva. A esa diferencia musical que he heccho referencia renglones arriba. Es simplemente a la forma de tratar, de tratarnos con sus cuatro primeros temas; “Mithra”, “Ariman”, “Inheritance (TheChangeling)” y “Arjuna”. Mientras que “Mithra” y “Ariman” son ese rock más accesible, por llamarlo de alguna manera, ya que de momento no llegarán esos sonidos y espacios sonoros que hacen inconfundible a la banda. Pero que sí que tienen la increíble y acojonante voz de Miller que te pondrá en alerta máxima. Estos dos primeros temas se solapan de manera formidable para dejarte caer en el interior de “Inheritance” y aquí, amigos y amigas, comienza el verdadero viaje por mundos desconocidos. Ruidos de cacerolas? Distorsión, ambientación y música que te hará volar, soñar y hasta emocionar. Me rindo nuevamente ante este genio del Siglo 21. Recomiendo que el volumen sea más bien elevado para poder sufrir y enamorarse más de esta concepción musical, que para mí, es puro arte.

 “Arjuna”, que sirve de puente para este brutal viaje. Se asemeja más a los primeros lances de la cuenta atrás que apenas minutos antes hemos vivido. La desgarradora voz de Miller haciendo de las suyas, jugando con nosotros y el mismo, divirtiéndose con ella doblándolas y cambiando tonos y melodías. Las guitarras, batería, triángulos y mil sonidos más sacados de una mente privilegiada son el resto de la alucinante y vibrante parte que nos ha tocado vivir y sentir.

Y ya en órbita, fuera, muy lejos de aquí. Comienza esa segunda parte del álbum. Esa Hallucigenia I, II y III. Atrás dejarás la tierra y su hermoso color azul. Cada vez escucharás menos ruido y sí más melodía. Tus estímulos irán cambiando, cada vez te sentirás más relajado, más hecho a un nuevo trance, a una nueva vida. “Hallucigenia I: Hermetic gifts” será, es, la lanzadera a una nueva forma de entender la vida con música y para la música. Te sentirás otro, serás otro. Ese sonido final es el que se meterá por tus tímpanos para terminar perturbándote y dar paso a “Hallucigenia II: SpiritualJunk”. Aquí, el sonido final de la otra, es el comienzo de ésta. Y ahora me viene a la cabeza esos inigualables minutos del ENORME y alucinógeno viaje de Keir Dullea  a Plutón en “2001: una odisea en el espacio”. A estas alturas de disco, la cordura de la vida ya la habrás perdido. Debes estar dejándote llevar. Ya no podrás hacer nada más. Horseback la ha vuelto a liar. Su música  te perforará la mente. Te destrozará el corazón.

Pero una vez aterrizado en tierras solamente conocidas por Jerks Miller. Cuando aún quedan doce minutos de “Hallucigenia III:The emeral tablet” para poder o intentar querer volver a la tierra. Yo he decidido no volver. Saldrás de la nave en la que te encontrabas para pisar una tierra que te seguirá haciendo cosquillas. Que te seducirá hasta límites insospechados. Que igualmente, te sobrecogerá por su desmedida belleza y recibimiento. La sedación continuará. La música de “Half blood”te ha comido, absorbido, engullido, devorado, atrapado. Te ha hecho ser una nueva persona. Sinceramente, ya no querrás volver a la tierra.

  • Género: Drone/Ambient/Kraut-Rock
  • País: Usa
  • Sello: Relapse Records

Horseback “Half Blood” (2012)

Horseback facebook

Horseback bandcamp

Buy it (Comprar)