Wight “Through the woods into deep water” (2012)

wight portada

Otro de los discos que llevo bastante tiempo escuchando y disfrutando de lo lindo a base de bien y, en base a que es uno de los discos del pasado año que también se me escapó y quería reseñar, es este Thorught the woods into deep water de los alemanes Wight. Ahora, ha pasado automáticamente para mí a formar parte fundamental de estos muy buenos años de metal que está habiendo. Y les cuento un poco el porqué de esta afirmación sobre un grupo que conocí a la vez que el disco, y un disco que es realmente bueno y disfrutable de principio a fin. Una hora de trabajo prácticamente con un abanico musical amplio y exquisito, donde nos vamos del doom con riffs machacones, al stoner sureño, pasando por suaves melodías vocales y guitarreras, tribalismo, saxos y psicodelia hasta enfrascarnos en un rock duro y oscuro que hará de este segundo disco de la banda, un auténtico y fantástico ejercicio musical para el deleite nuestro. Nueve deliciosos temas que te darán nuevas perspectivas musicales, nueve canciones para pasar por diferentes estados emocionales, incluso. Un álbum completo y que todo aquel o aquella con oídos abiertos en un momento donde existe mucho copy&paste o ese batiburrillo de estilos musicales dentro de la propia banda o tema, incluso, que no llevan a ningún lado, podrá con Wight desquitarse rápida y fácilmente y quedar servidor para tiempo. Sigue leyendo

Gozu – “The Fury Of A Patient Man” (2013)

Gozu - fury a patient

¿Es rock? ¿Es stoner? ¿Es música libre de etiquetas hecha con el corazón? ¿Qué es? Sinceramente, un descubrimiento en toda regla para un servidor, ya que me sonaban, pero no conocía con certeza y, por el discazo que se han marcado, que desde primeros de año me está haciendo disfrutar como un cosaco. Por lo tanto, dos premisas de peso son las que me han hecho escribir sobre este trabajo, que para bien, es posible que esté entre los mejores de su clase al final de año. Seguro.

Como decía nada más comenzar, no se sabe bien de que palo tiran estos chicos, y más hoy,  cuando las malditas etiquetas son la insignia de muchos/as a la hora de clasificar o clasificarse. Pero vamos, que ni importa ni debe esto adquirir esto mayor valor, cuando lo único que debemos hacer es disfrutar libremente de lo que se escucha. Y en este The Fury Of A Patient Man se disfruta y mucho con cada uno de los cortes que componen este laborioso álbum.

gozu 1

Diez cortes que hacen un total de una hora aproximadamente de duración donde dicha hora se nos pasará volando. Donde apenas podremos saborear verdaderamente su contenido, por lo que, y como me sucedió a mí, habrá que ponerlo varias veces más para sacarle el jugo que se esconde, y saber así, lo que es un manjar a desmenuzar con tiento y maña. Por eso, primero fue “Charles Bronson Pinchot” y “Traci Lords”, las de sonido digamos un poco más pesado, para entendernos. Luego se pasó a “Irish Dart Fight” y “Ghost Wipe”, más melancólicas, ligeras, alegres y de estribillos pegadizos. Y por último, cortes como “Bald Bull”, “Salty Thumb” o la brutal “The Ceaseless Thunder Of Surf” que cierra el disco con veinte y tres agónicos minutos que tiran por la borda lo anteriormente escuchado, ya que se despojan a base de ritmos pesados, repetitivos e incesantes que harán arder alma y mente, de forma incontestable. Brutal!

Este cuarteto de Boston se han cocinado un sorprendente disco que animo a todos/as a escuchar. Una aventura fresca y motivadora donde varios estilos musicales; rock, stoner… salen a flote de manera sutil y reveladora. Un tortazo musical para aquellos/as que quieren y saben disfrutar, de verdad, de la buena música.

Disco estimulante y repleto de armonía con tus sentimientos.

Facebook