Uncle acid & the deadbeats “Mind control” (2013)

uncle-acid-and-the-deadbeats-mind-control

Que en el Reino Unido se hace muy buena música, es ya por todos sabido. Que en el sótano de cada casa de cada rincón de ese país suenen riffs pesados, psicodélicos, espaciales; tiemblen los cimientos por culpa de alguna que otra nota densa (de más) de algún bajista, que salten chispas de fuego de color negro al exterior de la calle a través del alcantarillado, de algún redoble de batería venido del más allá, o, escuchemos en muchas ocasiones, en otras no, voces poseídas, guturales, o simplemente propuestas más que interesantes imposibles de dejar atrás, es innegable también. Que se hace música de todo tipo en Uk y muy buena, vamos. Pero la música relacionada con el rock, metal y demás variantes, es de órdago.

Uncle Acid & The Deadbeats, unos chicos de Cambridge (Inglaterra), son una formación que con tres largos hasta el momento: Volume 1, Blood lust y Mind control, se han puesto en primera línea de fuego con su música dentro del panorama más psicodélico, rockero, heavy y doom de la actualidad musical mundial. Un grupo que se les conoce por componer o albergar en sus letras referencias a las películas de la Hammer y al mundo del ocultismo en sí. Todo es sangre, drogas, muertes, amor y dolor, pero ejecutado de manera que estos adjetivos evocadores de mundos paralelos llenos de misterio, suenen, a veces, lejos de tanto paradigma violento. Sigue leyendo

FlowersxOfxCarnage “Demo” (2013)

Flowersxofxcarnage portada

No sé más que su procedencia y el nivel de ruido que fabrican. Sólo sé que tienen –y lo único– por el momento esta demo de seis temas editada en el mes de julio y por ellos mismos con un resultado bastante notable. FlowersxOfxCarnage son asiáticos y su screamo/emoviolence merecen la pena un buen rato digno de partirse las cervicales moviendo el body. Buen sonido, buenas letras y en general, composiciones demasiado cortas para algo tan interesante e intenso.

Prototype” abre esta demo con guitarras que desafían y cortan en dos a la propia banda, seguido de unos platillos que vienen de la nada para terminar explotando todo en un tema repleto de rabia, genialidad, contundencia y visceralidad. Luego nos encontramos con “Dead end”, que por su titulo y duración (1:09), sólo queda esperar a que llegue tu hora. Los restantes temas hasta llegar al clímax final oscilan entre el minuto o dos minutos. Su rabia sigue siendo la misma e igual de rápida y mortal. La demo se cierra con “Hack/Slash” y dos minutos y medio del dolor vertiginoso donde sus músicos sacan todo lo que encuentran en su interior para ofrecernos lo mejor.

Prueben a escuchar y disfrutar de este pequeño y primer trabajo de FloweresxOfxCarnage, porque el futuro que les espera, es muy grande y misterioso, claro.

FlowersxOfxCarnage Bandcamp

FlowersxOfxCarnage “Demo” (2013)

Pyramidal “Frozen Galaxies” (2013)

Pyramidal portada

No había oído hablar nada de Pyramidal hasta hace unas semanas (debo darle las gracias a Cosmic Tentacles  y sus dos recopilatorios Cosmic Landcapes volumen 1.1 y 1.2), menos aún escucharlos. En ese primer volumen hay un tema llamado “Sons of light” de Pyramidal, banda alicantina de rock progresivo, psicodelia y también toques stoner y, por supuesto,  space rock. Lo escucho, pero no se refleja nada de relevancia tanto en mi mente como en mi estómago. Pasan los días y me lanzo a descubrir por mi propia cuenta de que van estos chicos realmente. El indagar me lleva a una sorpresa, pero de las de renombre, cuando me introduzco en su segundo trabajo (debutaron con “Dawn is space” del 2011), “Frozen Galaxies”, y empiezo a desmenuzar tema a tema, los cuatro que lo componen, me doy cuenta de que no es un disco más. Tan mayúscula e inesperada respuesta es entonces la mía hacia al disco, que me hace abrir los ojos de par en par para –los oídos mucho más– ver  y escuchar que el viaje que estos músicos proponen, me ha hecho volar y salir al espacio exterior. Aún sigo por aquí arriba disfrutando del cosmos y sus locas aventuras que puedes llegar a crearte con un poco de imaginación y, por supuesto, con “Altar of delusion world”, “Beyond the lost orbs”, “Sons of light” y “Frozen galaxies”, las cuatro piezas de este amalgama de música transformados en diamantes de colores bien pulidos.

Pyramidal formación

Con claras influencias a algunas de las bandas más míticas dentro del space rock, progressive rock, de aquellos años 70 (Hawkind, Ash Ra Temple…), Pyramidal confeccionan a su gusto y manera un álbum sobresaliente, donde no hay ningún cabo suelto por atar, donde no existen los pero y si los hubiera, que fuera por no tener más minutos de su música. Porque de calidad no es que sea de sobresaliente, sino que llega a ser hasta de matrícula de honor. Resulta difícil de creer que hagan lo que hacen (es que es para alucinar). Uno no descubre o espera escuchar cosas de tantísima calidad así de sopetón. Hay que ir asimilándolo poco a poco. Un álbum redondo o triangular, pero mágico. Un trabajo que cuando empiezas con él, dejas de saber dónde estás y hacia donde irás. Sólo quieres -y debes- disfrutar.

Su apertura con “Altar of delusion world”, el desarrollo de ésta, con cambios de ritmos para dar y regalar, enloquecer y babear, como con la continuación con “Beyond the lost orbs” es de escándalo. No hay fisura alguna. No hay tiempo para respirar. La fusión entre estos dos temas es de órdago. Magia, calidad y un gusto musical magnánimo que rebosa a lo ancho y largo de toda esta galaxia helada. Un comienzo abrumador y muy bien respaldado por el más allá de las órbitas, que de manera encomiable nos llevará con la psicodelia a otra parte. En este nuevo lugar, donde se nos dejará o dará un recibimiento más suave y calmado, valdrá para comenzar a pensar en la otra segunda mitad del disco/viaje, no sin antes ponernos nuevamente marchosos a base de guitarras que electrifican, una batería que hace que salten las estrellas del universo y un bajo, que retumbará hasta moverle el anillo a Saturno.

pyramidal formación 3

El tema con el que descubría esta banda, Sons of light, y también uno de los dos cantados, nos hará mover las cervicales, bailar y gozar de uno de los emblemas de Pyramidal, que no es otra que: calidad, unos ritmos psicotrópicos y elaboradísimos hasta llegar al éxtasis final donde nos daremos cuenta de que ya no es nada como creíamos que era. Un fascinante viaje, nuevamente, donde las notas y tu mente quieran llevarte lejos de la realidad.

Se cierra o acaba la experiencia –Frozen galaxies– con veinte y cuatro minutos que te dejarán helado o perplejo, pero con un pequeño instante para que grabes en tu memoria, y para siempre, lo que significa o ha significado, montarte en esta nave procedente de Alicante llamada Pyramidal. Frozen galaxies, tanto canción como disco en términos generales, es más estimulante que cualquier otro viaje al exterior con todos los lujos posibles a elegir.

O yo he estado perdido no sé dónde y por no sé cuánto tiempo, o algo pasa seria y gratamente en la actualidad musical estatal y de género, como por ejemplo el de que les he hablo.

Un apunte más. “Dawn in space” de (2011) merece ser premiado con oro olímpico, reseñado en todos lados y mostrado a todo el mundo. Vaya debut más enorme, brutal y acojonante que estos genios enganchados a sus instrumentos, se marcaron. Y es que con sólo tres años de carrera, la cosa apunta demasiado bien.

Lo dije con Throne On Mars: la culpa de estos movimientos sísmicos por el mediterráneo es culpa de estas bandas emergentes.

Lo dije con Hela: Viva Alicante!

Pyramidal Bandcamp

Pyramidal web

Pyramidal Facebook