Uncle acid & the deadbeats “Mind control” (2013)

uncle-acid-and-the-deadbeats-mind-control

Que en el Reino Unido se hace muy buena música, es ya por todos sabido. Que en el sótano de cada casa de cada rincón de ese país suenen riffs pesados, psicodélicos, espaciales; tiemblen los cimientos por culpa de alguna que otra nota densa (de más) de algún bajista, que salten chispas de fuego de color negro al exterior de la calle a través del alcantarillado, de algún redoble de batería venido del más allá, o, escuchemos en muchas ocasiones, en otras no, voces poseídas, guturales, o simplemente propuestas más que interesantes imposibles de dejar atrás, es innegable también. Que se hace música de todo tipo en Uk y muy buena, vamos. Pero la música relacionada con el rock, metal y demás variantes, es de órdago.

Uncle Acid & The Deadbeats, unos chicos de Cambridge (Inglaterra), son una formación que con tres largos hasta el momento: Volume 1, Blood lust y Mind control, se han puesto en primera línea de fuego con su música dentro del panorama más psicodélico, rockero, heavy y doom de la actualidad musical mundial. Un grupo que se les conoce por componer o albergar en sus letras referencias a las películas de la Hammer y al mundo del ocultismo en sí. Todo es sangre, drogas, muertes, amor y dolor, pero ejecutado de manera que estos adjetivos evocadores de mundos paralelos llenos de misterio, suenen, a veces, lejos de tanto paradigma violento. Sigue leyendo

Ampacity “Encounter one” (2013)

ampacity álbum

Son ya unas cuantas bandas de procedencia polaca la que se suman cada vez más al movimiento stoner-rock, space-rock, o, retro-rock futurista que estos mismos Ampacity dicen hacer. Polonia, querida Polonia, país donde otros estilos como el rock progresivo, el grind, black… también funcionan muy bien, se está llenando de grandísimas bandas que están marcando su propio terreno e introduciéndose de manera óptima en zonas de prestigio. Músicos con una calidad e imaginación desbordante que arrancan con una base, a veces muy concreta, y ya ellos solos correrán suerte en su experimental camino de guitarras, bajos, órganos (en este caso) y baterías para ir elaborando y confirmando con el paso del tiempo, que esa sabiduría ha sabido explotarse. Ampacity, con unos Hawkwind muy presentes hacen de su debut, Encounter one, una obra sobresaliente donde sus componentes: Jan Galbas (voz y guitarra), Marek Kostecki (piano eléctrico, órgano y sintetizadores), Wojciech Lacki (Bajo/guitarra), Piotr Paciorkowski (guitarra) y Sebastian Sawicz (bataería), demuestran un complicidad y maestría como banda, excepcional. Sigue leyendo

Toner Low “III” (2013)

Toner low III portada

Toner low es un trío holandés formado en 1998, con tres discos editados, y ciento de actuaciones en festivales de muchas índoles. Ahora, después de cinco años desde su último trabajo de estudio, sacan –editado en abril- el que es probablemente uno de los discos más importantes, serios, brutales y fantásticos de este año en el que estamos. III, es un descarado e imperdible viaje a través de ondas psicodélicas, riffs ultra pesados, y un doom metal aderezado con stoner, donde el bajo te creará yagas cerebrales, la batería te cosera a palos imposibles de arreglar y, una guitarra que te desafiará hasta caer rendido ante tal barbaridad. Un espeluznante y magistral disco donde apenas escuchamos cantar y donde sí podemos descifrar entre nubes densas como las notas que nos partirán los tímpanos, un viaje más que especial de resultados epopéyicos. Sigue leyendo

Nibiru “Caosgon” (2013)

Nibiru portada

Nibiru, banda italiana de sludge psicodélico con cantos enoquianos y ritmos que van a desembocar a un tribalismo lleno de rituales densos y atmosféricos del que quedarás atrapado, abducido, o, quien sabe, sumergido hasta llegar a agonizar y morir dentro de su sonido.

Una banda formada en agosto de 2012, con un split junto a Tronus Abyss, como primera incursión como formación y antes de la edición de su primer disco editado, Caosgon (febrero de 2013). Disco éste, grabado aprovechando la improvisación del directo y preservar así su propio espíritu y energía en la que ellos mismo se basan, añadiendo también algunos overdubs de teclados y las propias voces durante dicha mezcla. Sigue leyendo

Cabalgata Cósmica “Cabalgata cósmica” EP (2012)

Cabalgata portada

Juro, y si no vale jurar, prometo y per prometo que yo no lo sabía, que desconocía que esta música, este disco del que les voy a hablar, fuera a gustarme y hacerme vibrar como lo está haciendo. Porque de una cosa sí que estoy seguro, te electrificarás de forma inmediata nada más darle al play de tu reproductor y comience así a sonar la música de Cabalgata Cósmica. Esto de los estilos musicales y su fusión, la fusión que los propios músicos consiguen a la hora de marcar y sellar su propio estilo, a veces es una locura. Lo de Cabalgata Cósmica es algo así como psicodelia, rock, space rock, garaje y ellos dicen que algo de heavy también, vale. Disfrutemos de su música, lleven en la capaza géneros identificables como los citados o no. Y con el resto de bandas, pues lo mismo, disfrutar y bailar hasta quedarse sin cervicales. Cosa que con estos valencianos, se conseguirá rápidamente. Qué locura más hippie, divertida y rock&roll(era) es este EP de corta duración pero intenso como la luz del sol.

cabalgata formacion1

Estos valencianos llevan activos desde principios de 2011 y desde entonces y hasta ahora, lo suyo ha sido reunir gustos, meterlos en la batifusión y conseguir un espectacular ep editado en octubre de 2012 llamado como ellos mismos. Dicen que se han dedicado más a mirar desde el punto del fan, que del propio músico. Puede ser esto un punto importante a la hora de confeccionar nuevos trabajos, porque les ha quedado cósmicamente redondo. Como digo, un rock acelerado hasta puntos de llegar a la psicodelia de no querer parar, hasta ese punto de querer, por ejemplo, que “Lo volverías a hacer”, tercer corte del EP, dure una eternidad. Su ritmo es una brutal gozada.

cabalgata formación2

Cinco malditos cortes que te dejan un sabor de boca entre afrodisiaco y dulce. Las neuronas, algunas, bien tocadas, mareadas y extasiadas. Las cervicales, como decía más arriba, tiradas por los suelos. Su música es una auténtica inyección de adrenalina alterada. Se te introducirá por las venas y sentidos y hará que todo tu cuerpo cambie por completo. Temas como “El trabajo os hará liebres”, “Lo volverías a hacer” o el final con “Vertedero emocional”, hablan por sí solos. Calidad y mucho tacto. Verdaderas joyas musicales de la psicodelia, del space jam (hay mini jam sessions en el interior del EP) y del gargajeo rockero más distorsionado que puedas encontrar por el sur de España o toda la nación. Decir también, que la voz de David, pegadiza hasta la saciedad, es uno de los puntos relevantes del grupo y disco.

Cabalgata formación3

Un grupo que necesita explotar sus habilidades con un lp cuanto antes. Ellos mismos, creo, lo están pidiendo en voz bajita, pero su música, a estruendo limpio.

Una de las sorpresas gordas de este año. Una de las bandas a tener muy en cuenta en un futuro presente. Sus directos deben de ser demoledores y velociraptors.

Cabalgata Cósmica Bandcamp

Cabalgata Cósmica Facebook

Pyramidal “Frozen Galaxies” (2013)

Pyramidal portada

No había oído hablar nada de Pyramidal hasta hace unas semanas (debo darle las gracias a Cosmic Tentacles  y sus dos recopilatorios Cosmic Landcapes volumen 1.1 y 1.2), menos aún escucharlos. En ese primer volumen hay un tema llamado “Sons of light” de Pyramidal, banda alicantina de rock progresivo, psicodelia y también toques stoner y, por supuesto,  space rock. Lo escucho, pero no se refleja nada de relevancia tanto en mi mente como en mi estómago. Pasan los días y me lanzo a descubrir por mi propia cuenta de que van estos chicos realmente. El indagar me lleva a una sorpresa, pero de las de renombre, cuando me introduzco en su segundo trabajo (debutaron con “Dawn is space” del 2011), “Frozen Galaxies”, y empiezo a desmenuzar tema a tema, los cuatro que lo componen, me doy cuenta de que no es un disco más. Tan mayúscula e inesperada respuesta es entonces la mía hacia al disco, que me hace abrir los ojos de par en par para –los oídos mucho más– ver  y escuchar que el viaje que estos músicos proponen, me ha hecho volar y salir al espacio exterior. Aún sigo por aquí arriba disfrutando del cosmos y sus locas aventuras que puedes llegar a crearte con un poco de imaginación y, por supuesto, con “Altar of delusion world”, “Beyond the lost orbs”, “Sons of light” y “Frozen galaxies”, las cuatro piezas de este amalgama de música transformados en diamantes de colores bien pulidos.

Pyramidal formación

Con claras influencias a algunas de las bandas más míticas dentro del space rock, progressive rock, de aquellos años 70 (Hawkind, Ash Ra Temple…), Pyramidal confeccionan a su gusto y manera un álbum sobresaliente, donde no hay ningún cabo suelto por atar, donde no existen los pero y si los hubiera, que fuera por no tener más minutos de su música. Porque de calidad no es que sea de sobresaliente, sino que llega a ser hasta de matrícula de honor. Resulta difícil de creer que hagan lo que hacen (es que es para alucinar). Uno no descubre o espera escuchar cosas de tantísima calidad así de sopetón. Hay que ir asimilándolo poco a poco. Un álbum redondo o triangular, pero mágico. Un trabajo que cuando empiezas con él, dejas de saber dónde estás y hacia donde irás. Sólo quieres -y debes- disfrutar.

Su apertura con “Altar of delusion world”, el desarrollo de ésta, con cambios de ritmos para dar y regalar, enloquecer y babear, como con la continuación con “Beyond the lost orbs” es de escándalo. No hay fisura alguna. No hay tiempo para respirar. La fusión entre estos dos temas es de órdago. Magia, calidad y un gusto musical magnánimo que rebosa a lo ancho y largo de toda esta galaxia helada. Un comienzo abrumador y muy bien respaldado por el más allá de las órbitas, que de manera encomiable nos llevará con la psicodelia a otra parte. En este nuevo lugar, donde se nos dejará o dará un recibimiento más suave y calmado, valdrá para comenzar a pensar en la otra segunda mitad del disco/viaje, no sin antes ponernos nuevamente marchosos a base de guitarras que electrifican, una batería que hace que salten las estrellas del universo y un bajo, que retumbará hasta moverle el anillo a Saturno.

pyramidal formación 3

El tema con el que descubría esta banda, Sons of light, y también uno de los dos cantados, nos hará mover las cervicales, bailar y gozar de uno de los emblemas de Pyramidal, que no es otra que: calidad, unos ritmos psicotrópicos y elaboradísimos hasta llegar al éxtasis final donde nos daremos cuenta de que ya no es nada como creíamos que era. Un fascinante viaje, nuevamente, donde las notas y tu mente quieran llevarte lejos de la realidad.

Se cierra o acaba la experiencia –Frozen galaxies– con veinte y cuatro minutos que te dejarán helado o perplejo, pero con un pequeño instante para que grabes en tu memoria, y para siempre, lo que significa o ha significado, montarte en esta nave procedente de Alicante llamada Pyramidal. Frozen galaxies, tanto canción como disco en términos generales, es más estimulante que cualquier otro viaje al exterior con todos los lujos posibles a elegir.

O yo he estado perdido no sé dónde y por no sé cuánto tiempo, o algo pasa seria y gratamente en la actualidad musical estatal y de género, como por ejemplo el de que les he hablo.

Un apunte más. “Dawn in space” de (2011) merece ser premiado con oro olímpico, reseñado en todos lados y mostrado a todo el mundo. Vaya debut más enorme, brutal y acojonante que estos genios enganchados a sus instrumentos, se marcaron. Y es que con sólo tres años de carrera, la cosa apunta demasiado bien.

Lo dije con Throne On Mars: la culpa de estos movimientos sísmicos por el mediterráneo es culpa de estas bandas emergentes.

Lo dije con Hela: Viva Alicante!

Pyramidal Bandcamp

Pyramidal web

Pyramidal Facebook

Ocean Chief “Sten” (2013)

ocean-chief-sten-c76412

Ya ha pasado mucho de su espectacular “Den Förste” de 2009, pero aún siguen escuchándose de ese disco distorsiones hiper densas que terminarán por matar nuestros sensibles oídos. Con su nuevo trabajo, aquella joya se me viene a la cabeza para sumarla al también impresionante álbum que se han marcado con este “Sten” de este mismo 2013. Reyes de la densidad, de ritmos oscuros, de atmósferas alucinógenas, turbias y jodidamente descolocantes. “Sten” se perfila para entrar en la lista de los mejores discos de metal de año para un servidor.

Es muy curioso todo, ya que los tenía más abandonados que el trabajo a mí. Es gracioso y satisfactorio, que saquen un discazo, me los tope de nuevo y vuelva ponerlos donde se merecen. Muy arriba.

ocean chief 2

Cuatro temas son los que dan vida a este último latigazo de los suecos de Mjölby. Extensos temas que recorren todos los hábitat posibles de la música doom y la acojonante evolución sonora que los lleva a confeccionar un brutal y majestuoso disco lleno de alma, rabia y poder. Su densidad, unos tiempos marcados capaces de perforar el corazón y la mente y, su frontman/baterista, Tobias Larsson en un estado de gracia (ahí es nada), hacen que estemos hablando de algo realmente relevante y necesario de escuchar.

Se abre la obra con “Den sanna styrkan” y, podemos echarnos las manos a la cabeza. Descomunal comienzo sería no hablar con propiedad. Inquietante, visceral, machacante, un puto viaje a otro espacio paralelo para poder vivir y contar lo que esta apertura es capaz de provocarnos. Continuará “Slipsten“, otra genialidad rebosante de riffs que cortan el aire, una batería magistral y de nuevo, su cantante, que tiene la voz dispuesta a soltar joyas que nos hagan llegar  hasta el punto de emocionarnos. Pero sus riffs, me repito, su aplastante coordinación para machacarnos y un sonido eléctrico/fanganosos, nos pone perdido de babas, como si de caracoles en un marcha fúnebre se tratara. Una vez más, el ir y venir, del estruendo azotar de su contundencia, al éxtasis con sonidos malsanos, pero que acarician tu vida, todo tan asombrosamente ejecutado, hace que se nos ponga la piel erizada.

ocean chief 3

Stenhög” es el tercer corte, pero para entonces, el espeso sonido de Ocean Chief nos habrá devorado por completo. Sólo y únicamente debemos dejar pasar los minutos, seguir disfrutando y cuando todo acabe, intentar salir o despegar. Aquí, la distorsión continua, la nube negra sonora llega a cotas de desconcierto total, ya que el amalgama musical de psicodélica no deja de saturar y chocar contra nuestras almas. Nuestras cervicales, las peor paradas.

Para terminar con esta banda, con este disco, nos vamos al último corte. “Oden” intenta sacarnos o convencernos con unos dulcísimos acordes en sus primeros segundos, de que aún podemos vivir para contarlo. Pero con las mismas, una vez más, somos engañados y llevados al lado oscuro de una música que a mí, me da vitalidad y energía.

Una genialidad del doom actual para no dejar de disfrutar.

Spider Kitten “Cougar Club” (2013)

sp po

Es cierto y muy verdadero -también necesario- que cuando un disco se escucha sin prisas, con calma, bien en tu coche, en el sofá, corriendo o paseando mismamente, sale ese álbum que nadie espera para convertirse de repente en una sorpresa muy gratificante. Desde ese mismo momento pasará a formar una pequeña parte más de ti. Con Spider Kitten como con su Cougar Club, degustado por trozos y a ratos, ha sucedido eso. Ahora es un disco que se tiene que escuchar de un tirón, por necesidad y obligación. Estos chicos de Cardiff desconocidos por completo para un servidor hasta hace unos meses, se han convertido en una de mis nuevas banderas insignia. Vuelven ciertos guitarreos a escucharse en mi mente e introducirse por mi mente, sin apenas oposición.

El Stoner/Doom con toques psicodélicos que estos británicos practican hace que te levantes de la butaca por mucho que quieras estar sentado en ella para degustarlo, porque su sonido lleva una salsa especial que aún sigo investigando cual es. Amigos/as, la música de Spider Kitten sabe de dulce y su bajo, como guitarras y esa batería con un sonido peculiar, te abren los oídos de manera especial para no dejar de alucinar. Este último trabajo compuesto de solamente cinco temas es una pequeña gran obra musical que abre y cierra con las dos mejores composiciones y elaboraciones de todo el álbum. “Twin obscenities” y “Cougar Club”, que da nombre al disco, son, como digo, dos piezas que te atrapan a la primera. Absorbido para dejar posteriormente que su densidad psicodélica haga el resto con tu cabeza, es simplemente maravilloso. Sus atmosferas, subidas y bajadas, como la voz del frontman y voces acompañantes son sublimes. Sublimes.

Spider Kitten formación

El resto del álbum es un grandísimo acompañamiento que no deja en ridículo ninguna otra pieza, acoplándose de forma magistral, dando como resultado el que es para mí uno de los discos del año. “Burdened”, el segundo corte, continúa con la estela dejada por su predecesora y pone el listón más alto aún, a base de rabia guitarrera, psicofonías y ritmos machacones que destrozarán tus cervicales. Un ejercicio doomero stoniano de primerísima factura que no deberíais dejar pasar. Este Coguar Club es un viaje en toda regla, donde nunca te sentirás incomodado o apartado de su belleza.


Spider Kitten Facebook